Viernes, 21 de Julio de 2017  
Vie
22º
23º
Dom
18º

Confirman condena a un hombre que intentó abusar de su esposa

ciudadjudicial-santarosa
El Tribunal de Impugnación Penal no hizo lugar al recurso de impugnación presentado por la defensa de un pensionado de 54 años y, de esa manera, le confirmó la condena a cuatro años de prisión de cumplimiento efectivo por ser autor de los delitos de abuso sexual con acceso carnal en grado de tentativa, lesiones leves calificadas por el vínculo (dos hechos) y amenazas simples (dos hechos), todo en concurso real.

La resolución de los jueces Mauricio Piombi y Fernando Rivarola avaló en un todo el fallo dictado por el juez de audiencia de General Pico, Marcelo Pagano, el 21 de octubre del año pasado. El recurso había sido presentado por la defensora oficial María José Gianinetto.

Tras el juicio oral, Pagano había dado por probado que el 23 de abril de 2016, el pensionado y su esposa se encontraban acostados y, en esas circunstancias, el imputado quiso "accederla carnalmente contra su voluntad, sin lograr el cometido ante la resistencia de la víctima, que se lo sacó de encima empujándolo".

Cuando la mujer se incorporó, el acusado "le arrojó una patada que no llegó a destino e inmediatamente después le aplicó un golpe de puño en la espalda, para luego aducirle que iba a degollarla, por lo que la víctima se interpuso entre el acusado y la cocina donde se encontraban los cuchillos, solicitándole que se calmara dado que en la pieza contigua se encontraba el nieto de ambos, logrando calmar a su agresor. Luego se acostó a su lado para no empeorar las cosas".

A las cuatro de la mañana, el hombre se retiró del domicilio por motivos laborales y al regresar a las 8.30 "se generó nuevamente una situación violenta como consecuencia que lo irritó una respuesta que recibió de la víctima; por lo que le aplicó un nuevo golpe de puño y comenzó a insultarla y a amenazarla diciéndole que iba a terminar con ella, culminado con su accionar cuando apareció el hijo menor" de la pareja.

Gianinetto, en el recurso de impugnación, sostuvo que había existido una "errónea valoración de la prueba" y pidió que se revoque la sentencia y se absuelva a su defendido o, en su defecto, que se le aplique una pena menor. Arguyó , con relación al abuso sexual, que la visión de juez fue parcial ya que el imputado negó el hecho y que, de haber ocurrido, hubo un desistimiento voluntario.

Para ello recurrió al testimonio de la víctima, quien manifestó que "no sé cómo hice, pero me lo pude sacar de encima", e indicó que dada de diferencia de peso y fuerza entre ambos (el hombre pesaba 60 kilos más que la mujer), hubiera resultado imposible sacárselo de encima si el imputado no hubiera desistido voluntariamente.

Con respecto a las amenazas ("esta noche termino con vos, te voy a degollar", declaró la víctima que le dijo su marido), la defensa planteó que debieron analizarse en un contexto de insultos y discusión subida de tono; remarcando que más allá del temor que afirmó sentir la mujer, nunca le pasó nada ni tampoco necesitó un botón antipánico. Y, con respecto a las lesiones, manifestó que no fueron acreditadas.

Piombi, autor del primer voto, al que adhirió Rivarola, expresó que esas circunstancias, "lejos de implicar que el hecho denunciado no pueda ser probado, muestran que la escasa prueba que pudo ser colectada, debe ser valorada por el juez teniendo en cuenta cada uno de los aspectos relevantes de la prueba, para arribar a una sentencia definitiva que sea una correcta apreciación, comprensiva de todos los elementos de juicio y realizada con sinceridad, y buena fe".

En tal sentido, Piombi advirtió que Pagano "formó su convicción sobre la base de los testimonios" de la propia víctima, dos hijos de la pareja, dos psicólogas y el informe de la Oficina de Atención a la Víctima del Delito y a los Testigos. "Estos elementos de prueba valorados en la sentencia, no se encuentran desconectados, sino por el contrario el juez formó su convicción en datos objetivos y subjetivos a través de los que le atribuyó veracidad y certeza al relato de la víctima", explicó.

Más adelante, el magistrado del TIP, al referirse sobre si existió o no un desistimiento voluntario del imputado en el delito de abuso sexual con acceso carnal, consideró que "si bien los argumentos de la defensa fueron correctamente planteados, se basaron en una visión fragmentada de la prueba, sostenida solamente en los dichos del imputado; no logrando desvirtuar el cuadro probatorio basado en el testimonio de la víctima, que dio cuenta que solo su accionar impidió que el imputado la penetrara, lo que de manera lógica derivó en la agresión física que el resto de los presentes en el domicilio dieron cuenta".

En conclusión, el TIP consideró que la sentencia dictada por Pagano "no resultó arbitraria, sino como se dejó sentado en los párrafos precedentes, se evaluaron los distintos elementos de prueba con sinceridad y buena fe". Tampoco consideró arbitraria la pena. Al contrario dijo que "aparece respetuosa de los principios de razonabilidad".
Modificado por última vez en Jueves, 16 Febrero 2017 14:35







Copyright 2009 | DiarioTextual.com | Todos los derechos reservados | Santa Rosa – La Pampa – Argentina
Dirección: Sergio Romano
Contacto: redaccion@diariotextual.com
Contacto publicitario: 02954 -15377691 (Vanesa Cavallotto)
DW&Streaming: Potencia Web