Lunes, 20 de Noviembre de 2017  
Lun
23º
12º
Mar
26º
Mi
29º

Caso Garialdi: declararon un peón y una médica

safenreiderjuicio567
En el segundo día del juicio por el homicidio del cazador Santiago Garialdi declararon el peón de campo que llamó a la policía para alertar que había gente cazando en la zona, la médica que constató la muerte y policías, entre ellos, el jefe de la Brigada de Investigaciones y el subjefe de la Unidad Regional 1.

El primero que declaró fue Néstor Mendoza, un peón rural que avisó a la policía que había cazadores en la zona. 

El hombre dijo que esa noche estaba sembrando en un potrero cercano al lugar del crimen. "Llamé a la policía por una camioneta que andaba alumbrando", dijo.

Aseguró que el llamado fue a las 20.30 al policía Ochoa, pero no lo atendió. Entonces decidió enviarle un mensaje de texto. 

"Me enteré al día siguiente lo sucedido", dijo.

La médica
Luego declaró Romina Camarero, la médica de Lonquimay que recibió el cuerpo de Garialdi, ya sin vida. "Cuando subí a la camioneta vi a una persona ensangrentada en la torreta. Fui a buscar una tabla, deslicé el cuerpo, lo saqué y lo ingresé al hospital. No tenía signos vitales", recordó. 

"Tenía una lesión (de bala) en la parte de la sien que entraba por el lado izquierdo y salía por la derecha", aseguró.

safenreiderjuicio34091
Romina Camarero, la médica que constató la muerte de Garialdi.


"Buen desempeño"
Posteriormente declaró el jefe de la Brigada de Investigaciones, Marcelo Calderón. Contó cuál fue su proceder el día del crimen y dijo que conocía a Safenreider por haberlo tenido bajo sus órdenes cuando estaba al frente de la Seccional Primera, de Santa Rosa. "Tuvo un buen desempeño", dijo.

Sobre la noche del hecho, declaró: "Cuando llegué me entrevisté con el comisario mayor Luis Blanco y me dijo que hubo un enfrentamiento con cazadores y uno de ellos había sido herido con un arma y había muerto. Fuimos al lugar con personal de Criminalística, constamos los rastros de vehículos, vainas servidas de un arma 9 milímetros, cartuchos de escopeta y una cadena con clavos miguelitos".

Luego, declaró otro policía, el comisario mayor Luis Blanco, que no aportó mucho más de lo que dijo Calderón.

Homicidio doblemente agravado
El juicio comenzó el lunes. En el banquillo de los acusados está el policía Fernando Martín Safenreider, imputado del delito de homicidio doblemente agravado por ser cometido por un miembro de las fuerzas de seguridad en abuso de sus funciones y agravado por ser cometido con arma de fuego, en concurso real con lesiones leves agravadas por el mismo motivo.

El crimen se registró alrededor de las 22 del domingo 24 de julio de 2016, en un cruce de caminos entre Lonquimay y La Gloria, a unos 55 kilómetros al este de Santa Rosa.

Según el relato de los cazadores, todos de General Pico, en una Ford F 100 iban cuatro personas: dos en la cabina –el conductor, Andrés Enrique Casabonne, y el recolector de las liebres, Juan Costilla- y dos en los cajones de la caja –el encargado de la caza con una carabina 22 y reflectorista, Mario Arroyo, y Santiago Garialdi, reflectorista-.

Estaban cazando ilegalmente liebres europeas en las calles. En una camioneta, a oscuras, los estaban esperando los uniformados Fernando Safenreider y Norberto García, de Lonquimay.

Cuando la camioneta cazadora llegó al cruce de unas calles, recibieron los disparos policiales. Dos de esos balazos dieron en los cazadores: uno a Andrés Casabonne y otro en la cabeza a Santiago Garialdi, que murió. Después se comprobó que la camioneta de los piquenses tenía tres impactos de bala.


Modificado por última vez en Martes, 14 Noviembre 2017 17:42







Copyright 2009 | DiarioTextual.com | Todos los derechos reservados | Santa Rosa – La Pampa – Argentina
Dirección: Sergio Romano
Contacto: redaccion@diariotextual.com
Contacto publicitario: 02954 -15377691 (Vanesa Cavallotto)
DW&Streaming: Potencia Web